2 oct. 2010

Pepinos rellenos de queso y Tarta de arroz con leche

Hola Cocineros. Se me ha llamado la atención, cariñosamente, que entre mis platos no hay aperitivos. Mea Culpa no me he dado cuenta, me he centrado más en los platos unicos. Así que esta semana, si tienen visita y quieren sorprender a vuestros invitados recomiendo estos pepinos rellenos de queso, muy fáciles y rápidos de hacer y una deliciosa y sorprendente tarta.


Pepinos rellenos de queso


6 pepinos gordos
400 gr de queso speisequark o queso Philadelphia light
8 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1/2 cebolla
eneldo frezco
pimienta
sal

Se lavan bien los pepinos, se les corta las puntas y se cortan en dos o en tre cachos, depende de la longitud. Con una cucharadita especial se saca la pulpa perfilando bien los laterales y dejando un poco en la parte que apoyara en el plato(se tiene que quedar como un micro-cuenco). En un recipiente se pone el queso que se bate echando el aceite poco a poco, luego se le echa el ojo machacado, la cebolla triturada, el eneldo cortado muy finito, la pimienta y se sasona a gusto. Con la pasta obtenida se rellena los pepinos y se sirve espolvoreado de eneldo.La mezcla de queso también se puede utilizar por separado para bocaditos.
Para 4 personas. Calorias por persona: 250 kcal aprox.


El pepino

Se ha comprobado que el pepino usado al natural, no solamente es un alimento de fácil digestión sino también refrescante y recomendable para neutralizar la excesiva acidez, ya sea en caso de diabetes, gota, artritismo, etc. Aunque suele ser un alimento muy agradable en el verano por ser refrescante, es recomendable consumirlo en cualquier temporada ya que ayuda a la circulación sanguinea y además tiene efectos purificadores de los intestinos.
La mascarilla de pepino es excelente para dar suavidad a la piel, quitar manchas y arrugas. Se cuenta el caso de célebres bellezas, como la francesa Ninon de Lencios, que usaba el zumo de pepinos para rejuvenecer su piel, y nos enseña a preparar un aceite de pepino para esos mismos fines, de la siguiente manera:
Se pelan y se cortan ¼ kilo de pepinos y se hace calentar (sin hervir) en 1 ½ litros de aceite de oliva y luego, después de enfriado, se pasa por un colador y está listo para ser usado. Los pepinillos conservados en vinagre son malsanos y no deben ser usados para fines de belleza. El pepino es una hortaliza de bajo aporte calórico debido a su reducido contenido en hidratos de carbono, en comparación con otras hortalizas, y a su elevado contenido de agua.Aporta fibra, pequeñas cantidades de vitamina C, provitamina A y de vitamina E, y, en proporciones aún menores, vitaminas del grupo B tales como folatos, B1, B2 y B3. En su piel se encuentran pequeñas cantidades de beta-caroteno, pero una vez que se cuece el pepino, su contenido se reduce casi a cero.Por sus propiedades laxantes se aconseja en el estreñimiento, pera habrá que masticarlo. La ensalada de pepino con zumo de limón y aceite de oliva, anes de las comidas constituye un buen remedio conra los dolores de estómago y las dispepsias. También el zumo es bueno para las inflamaciones del tubo digestivo y de la vejiga. Asimismo tiene gran importancia para las secreciones y magnifico en los estados febriles, asimismo para la sangre, el cerebro y los nervios. El zumo de pepinos con miel de abejas, es excelente para curar las enfermedades de la garganta, como la afonia, inflamaciones, angina, etc., para la cual se tomará por cucharadas, según la gravedad del mal. Finalmente las semillas gozan de propiedades diuréticas. El pepino es muy utilizado en la medicina, por sus cualidades emolientes, calmantes y refrescantes y sobretodo alcalinizantes. El pepino es bueno en tiempos de calor, especialmente en verano, gracias a su enorme contenido de agua, buena para la sed y para la acción intestinal, refresca la sangre y tiene un efecto purificador sobre los intestinos. Son muy recomendables también, cuando hay una tendencia a la necrosis, y en todos aquellos casos en que es necesario neutralizar la excesiva acidez, como en la diabetes, gota, obesidad, artritis, etc.En la composición del pepino está presente una pequeña proporción de beta-sitosterol; un compuesto con actividad antiinflamatoria e hipoglucemiante, que participa en la respuesta del sistema inmunológico.

Tarta de arroz


300 gr. arroz(integral si lo desea)
1,300 litro de leche(desnatada si lo desea)
3 huevos
150 gr. azúcar(50 gr de fructosa Natreen)
ralladura de un limón
vainilla
50 gr de nueces
canela en polvo
sal

Hervir la leche con el 100 gr de azúcar, una pizca de sal y la vainilla a gusto.Cuando comience a hervir, echar el arroz, a fuego moderado cocinar removiendo. Cuando el arroz ha absorbido la leche se puede retirar y se deja enfriar.Que no sea muy seca la composición, si hace falta se le hecha un poco más de leche. Entretanto se mezcla bien las yemas de los huevos con el azúcar restante y la ralladura del limón. En otro recipiente se baten las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Cuando el arroz esta frío se le añade las yemas, las nueces, y por ultimo las claras, mezclando cada uno por orden. Sé hecha todo en una fuente redonda para horno forrada con papel vegetal y se le hecha encima unas cuantas nueces más. Se pone al horno precalentado a 200º y se deja entre 40-45 minutos. Al acabar se retira del horno y se espolvorea con canela mezclada con azúcar.
Para 8 personas. Calorias por persona: 280 kcal aprox. si eligen la opcion light y 350 kcal la otra.

2 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Muy original lo e los pepinos, estoy acostumbrado a ver rellenar calabacines y berengenas, se lo imprimo a mi mujer para que me los haga.
Un beso

Cristelicious dijo...

Hola José Antonio. Estos son más bien aperitivos, pero si se anima me lo cuantas¿vale?Un abrazo.