Masa para crepes

15 cucharaditas de aceite aproximadamente
300 gr de harina (integral)
3 huevos
1 litro de leche semidesnatada (soja)




En un bol grande se dispone la harina amontonado más en un lateral del recipiente que en el otro. En la parte menos llena se echan los huevos batido y con una cucharada de madera la harina se mezcla poco a poco con los huevos. Cuando empieza a espesar se echa la leche poco a poco en el mismo lado y siempre quedándose en el mismo espesor, la masa. Cuando se haya repartido toda la harina, se mezcla bien y se le añade paulatinamente la leche restante mezclando continuamente. La masa se tiene que quedar como un batido. Para cada crepes se echa una cucharadita de aceite y un 3/4 cucharón de masa( dependiendo del tamaño de la sartén, cucharón y del grosor del crepes deseado). Cuando esta caliente la sartén se echa la masa con una mano y con la otra se mueve la sartén de tal manera para que se reparta por igual la masa. Normalmente, no se tiene que pegar a la sartén, pero por si acaso desprendemos los bordes con una espátula la levantamos para ver si esta hecha por un lado, luego, la movemos un poco con la misma sartén para asegurarnos de que esta suelta y le damos la vuelta con dos paletas o los más hábiles, volteándola con la sartén.