4 sept. 2010

Chuletas al brandy y Bizcocho al vino

Hola cocineros. Hoy tengo una cita pendiente con un amigo bloguero. Espero que las chuletas sean de su agrado dado que le gusta mucho la carne. Y luego para postre tenemos un bizcochito que además de postre le podemos comer por las mañanas el el desayuno para que nos aporte la energía necesaria para afrontar el dia.

Chuletas al brandy



4 chuletas de aguja de cerdo(deshuesadas si es posible)

100 ml de Soberano o similar

100 g mantequilla

2 cucharadas de mostaza

2 cebollas

1 manzana

300 ml caldo

cilantro fresco

sal y pimienta

Se salpimientan las chuletas y se fríen en 80 gr de mantequilla. Cuando estén hechas se retiran de la sartén y se colocan sobre una fuente.En el aceite sobrante de la chuletas se sofríe la cebolla picada aproximadamente 6-8 minutos.Se añade la manzana cortada en daditos.Luego se añade el brandy y antes de que se evapore todo se añade el caldo, la mostaza, y lo que queda de la mantequilla. se mezcla todo a fuego hasta que se forma una salsa de consistencia cremosa. Se vierte la salsa sobre las chuletas y se sirven acompañadas de espárragos a la plancha,pasta o puré de patatas. Se espolvorea todo con cilantro.
Para 4 personas. Calorias por persona: 350 kcal aprox.



El cilantro

Esta planta se cultiva en todo en mundo y es la más usada. Se le puede considerar tanto hierba como especia, ya que se utilizan sus hojas como hierba y sus semillas como especia, usándose tanto en platos salados como en dulces. Tiene propiedades curativas. Las hojas verdes saben a tierra, un poco al perejil, a la menta y a los cítricos. Se confunden con el perejil, aunque su aroma y sabor difieren totalmente.
Sus semillas, por el contrario, huelen a sándalo, cedro, naranja. Se utilizan para hacer el curry, vinagreta para verduras, salsas y marinadas. Debido a su toque a naranja se utiliza en pastelería.
Sus raíces huelen a cítricos y a almizcle. Su sabor es más fuerte, realza los guisos, carnes y pescados.
El Cilantro casa muy bien con la menta, la albahaca, el ajo, el perejil, y el limón. Y combina muy bien con todo tipo de comida salada: patatas, judías verdes, verduras, mariscos, pescados, legumbres… Para que no pierda su sabor, es mejor echarlo cuando le queda poco de cocción.
A esta planta también se la llama el "perejil de los chinos" y en Perú se la llama Culantro.
A la semilla de esta planta se la llama "culantro" en Sudamérica . Se utiliza como especie y es uno de los componentes del Curry.
Se usan los brotes tiernos de las hojas, para la cocina. Siempre frescos, aunque se pueden congelar. Las semillas se usan las maduras, con ellas se hace el curry y con las verdes se utilizan para salsas y marinadas. Y las raíces tiernas, también para cocinar, para dar sabor.
Propiedades: facilita la digestión, elimina los gases, antiespasmódica y tonifica el sistema nervioso.


Bizcocho al vino


250 gr harina(integral para quien lo desee)

3 huevos

250 gr mantequilla

1 sobre de levadura

1 cucharadita de vainilla

2 cucharadas de cacao en polvo

250 g azúcar

75 ml vino semiseco

2 cucharadas de ron

canela en polvo

Se mezcla la metequilla con el azúcar, y la vainilla hasta que se homogeneiza bien.Se añade luego la levadura,los huevos, el vino,el cacao, el ron, la canela y la harina. Se mezcla todo bien hasta que se homogeneiza todo.Se forra una fuente para horno con papel vegetal y se hornea aproximadamente 40 minutos. Se comprueba con un palillo si esta echó.Se epolvorea con azucar glas.Se puede adornar con unos frutos rojos.
Para 8 personas. Calorias por persona: 250 kcal aprox.

Buen provecho.

4 comentarios:

APU dijo...

Para los que no bebemos alcohol...¿se puede hacer con vino y gaseosa?
un abrazo.

cristelicious dijo...

Hola Apu. Gracioso, pero si se puede, a falta de semiseco se puede hacer con vino y casera. Un abrazo.

Andrés Paredes dijo...

Vaya! pensaba que mi propuesta era una soberana tontería y... si, ¡¡se puede!!
Un abrazo.

Javir dijo...

Ya se sabe que la cocina es imaginación...para manejarte con lo que tienes.

Muy sabroso, Cristel, como siempre. Un saludo